Recurso de queja genera prevención

Estándar

Dice el art. 31, segundo párrafo, CPC: “En segunda instancia previene el órgano jurisdiccional que conoce primero el proceso. Este conocimiento se tiene efectuado por la realización de la primera notificación”.

Esta figura –denominada “prevención”– tiene su razón de ser en el derecho fundamental al juez natural (siendo la competencia uno de sus elementos) y, además, en la necesidad de un mayor orden en la tramitación del procedimiento. Así, se trata de una regla para determinar la competencia del juez, la cual exige que sea establecida antes de la presentación de la demanda. Lo mismo ocurre para el juez de segunda instancia o, mejor, el juez revisor, el cual asume competencia frente al proceso (“previene”) en la medida en que conozca del primer recurso, notificando a la contraparte. Esta competencia no puede ser alterada. De allí la importancia del juez natural.

Para ejemplificar la prevención en segunda instancia se suele colocar el ejemplo de una apelación sin efecto suspensivo. Allí una determinada sala (o un juez especializado o mixto, si el proceso se inició ante el juez de paz letrado) conoce el recurso y asume competencia respecto del caso.

No obstante, ¿qué ocurre si se apela, el juez deniega la apelación, se formula recurso de queja, el superior confirma el auto denegatorio y, posteriormente, en la tramitación del principal, se concede la apelación contra otra resolución? ¿Es competente para conocer el nuevo recurso (y el proceso) la sala que denegó el recurso de queja?

En nuestra opinión, la respuesta es afirmativa. La razón es que la finalidad del art. 31, segundo párrafo, CPC, no es precisamente que el juez de segunda instancia conozca el proceso únicamente si resuelve el mérito de la apelación (el hecho que, en los casos de autos sujetos a apelación sin efecto suspensivo y sin la calidad de diferida, notifique a la contraparte, implica que resolverá el recurso). Ello implicaría un reduccionismo que, según pensamos, no está en consonancia con la idea de que el juez revisor “conozca el proceso”.

La literalidad en este caso, según pensamos, debe prevalecer: cuando el art. 31 habla de “conocer primero el proceso” también alude, naturalmente, a un conocimiento del proceso mediante un recurso de queja, así este sea ulteriormente denegado (conociendo el mérito, por tanto). Ello ciertamente contribuiría para un mejor orden en los futuros recursos que se presenten contra las resoluciones del juez de primera instancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s