“Prueba y proceso judicial”: una sincera presentación

Estándar

Queridos amigos, acabo de traducir la presentación que mi maestro, Daniel Mitidiero, hizo para la obra colectiva organizada por mí y por Vitor de Paula Ramos, que pronto saldrá al mercado. Imposible no emocionarse con estas palabras. Las comparto con ustedes:

Presentación

Prueba y proceso civil, rigurosamente, exime de cualquier tipo de presentación. La superfetación en que alegremente incurro, por tanto, sólo encuentra sentido contextualmente, esto es, teniendo en consideración la amistad que me une a los Profesores Renzo Cavani y Vitor de Paula Ramos, coordinadores de este bellísimo volumen, y que, por esa razón, decidieron distinguirme con la honrosa invitación de presentarla a la comunidad latino-americana y, en especial, la peruana.

De ese modo, quiero aprovechar la oportunidad para registrar públicamente mi admiración por el compromiso académico de Renzo y Vitor, que, con mucho ahínco vienen trabajando para la promoción de un diálogo académico de altísimo nivel intercontinental (Europa y América) y continental (especialmente en lo que respecta a la transposición de fronteras entre Perú y Brasil). Y la presente obra colectiva es prueba cabal de ese esfuerzo. Como es intuitivo, se trata de una empresa que sólo la pasión por el proceso civil y el compromiso con una efectiva reforma de la justicia civil –por medio de la transformación de la cultura jurídica– que mueve a mis amigos Renzo y Vitor, puede encontrar una adecuada justificación.

Si es verdad que el proceso civil es un medio para la tutela de los derechos –y que la dimensión particular de ese compromiso está precisamente en la emisión de una decisión justa para el caso concreto– entonces es intuitivo que la formación de una sólida cultura jurídica vinculada a la prueba judicial es imprescindible para la consecución de ese intento. Ello porque sin un apropiado dimensionamiento de la verdad, de su vinculación con la prueba y con la justicia de la decisión, se corre el riesgo de que el Derecho se convierta en un instrumento de arbitrio, cuya aleatoriedad en sus decisiones sirve apenas para la desorientación de la conducta social.

Es precisamente por causa de ese verdadero proyecto para la justicia civil que Renzo y Vitor organizaron esta obra colectiva a partir de los seis ejes temáticos que la estructuran, invitando para formar parte de ella a profesores cuyos trabajos, incuestionablemente, contribuyeron al desarrollo del tema a partir de bases apropiadas. Los ejes a partir de los cuales el libro está estructurado –(i) prueba y verdad; (ii) prueba y motivación de las decisiones judiciales; (iii) prueba de oficio; (iv) prueba ilícita; (v) prueba científica y (vi) carga de la prueba– desvendan los más importantes confines del horizonte de la prueba. Los autores que componen la publicación –Michele Taruffo, Sérgio Cruz Arenhart, Jordi Ferrer Beltrán, Joan Picó i Junoy, Roberto González Álvarez, Luis Genaro Alfaro Valverde, Luiz Guilherme Marinoni, Jordi Nieva Fenoll, María del Carmen Vázquez Rojas, César Higa, Raffo Velasquez, Danilo Knijnik, Artur Carpes y Vitor de Paula Ramos– son conocidísimos especialistas. Es claro que otro destino no está reservado al libro a no ser el de volverse referencia obligatoria para todos los interesados en el tema de la prueba en el proceso judicial.

Una simple lectura de los temas y de los autores que los enfrentan hace cualquier agregado totalmente innecesario. Como es evidente, se trata de una publicación que sólo puede ser saludada con gran entusiasmo por quien quiera que se encuentre preocupado con la formación de una sólida cultura jurídica en torno al proceso civil. Siendo este trabajo organizado por Renzo y Vitor, sin embargo, el entusiasmo viene complementado de algo más: la alegría de un profesor reside en formar profesores –y no meros discípulos– capaces de desarrollar críticamente la doctrina y promover, con sus propios esfuerzos, un ambiente académico y forense de alto nivel por donde quiera que pasen. Formar profesores comprometidos con la construcción de un proceso efectivamente capaz de prestar tutela a los derechos. Esa es la razón por la cual, además de entusiasmado, me siento muy feliz por esta al lado de los profesores Renzo y Vitor también en esta empresa, presentando esa obra colectiva de valor inestimable para la doctrina.

Porto Alegre, primavera de 2014

Daniel Mitidiero

Profesor de Derecho Procesal Civil en los cursos de Pregrado, Especialización, Maestría y Doctorado de la Facultad de Derecho de la Universidade Federal do Rio Grande do Sul (UFRGS).

Anuncios